Ventajas

Cambiar las lunas de su automóvil conlleva una serie de ventajas para su comodidad:

  • Mejora la visibilidad. A menudo, las lunas viejas están castigadas por los pequeños impactos que reciben tras muchos kilómetros de circulación, o incluso rayadas por el uso de los limpiaparabrisas. Esto provoca una disminución de la visibilidad y aumenta el riesgo de la conducción.
  • Mejora la conducción nocturna. Con el cambio de parabrisas, disminuye el riesgo de deslumbramiento aumentando su seguridad y la de los suyos.
  • Mayor confort. El esfuerzo visual con un parabrisas nuevo es inferior al que realizamos con una luna desgastada.
  • Seguridad vial. El Instituto Sueco de Investigación del Transporte afirma que el efecto de deslumbramiento varía en función del desgaste del parabrisas y reduce la distancia de visión.
  • ITV al día. Cumplirán los requisitos de la Inspección Técnica de Vehículos.